Dibujando la Esencia de un Paisaje (Caroline Lavoie)

Los croquis de esta exhibición fueron dibujados directamente en el lugar (en diferentes partes de Norte América y Australia) con el objetivo de capturar la relación entre artista y paisaje. Como representación, un croquis es capáz de describir un paisaje en sus cuatro dimensiones, como un momento en espacio y tiempo: Usus in Praesens. Como forma de análisis perceptivo e intuitivo, un dibujo también expresa el sentido y esencia del lugar. De esta manera, dibujar implica un compromiso que esta más cerca del diseño que ningúna otra forma de representación. Al usar tinta como medio, el compromiso con el papel se convierte en algo real y poderoso, no un gesto tímido. No se puede borrar. Cada linea es pura en dibujo, intención, y compromiso. La mayor premisa es que dibujar en el paisaje crea un conciencia de lugar que es una forma distintiva de colectar información y entender el paisaje. Este acto de conciencia incluye una percepción imaginativa del espacio: un acto de relación visual, física, y cultural con la tierra. Dibujar es evaluar y valorar. Así, cada croquis es una re-construcción única de nuestra percepción del espacio, un aspecto crítico de como lo investigamos visualmente.

A pesar de que todos trabajos aqui exhibidos estan relacionados, he organizado esta exposición en cuatro temas diferentes: (1) Detalles y Procesos / Rocas y Vegetación, (2) Agua, (3) Profundidad y Superficie de Rocas, y (4) Mínimo Uso de Líneas. 

Es importante investigar lugares a diferentes escalas: algunas veces un detalle descubre el proceso de un paisaje, o nos enfoca hacia aspectos específicos de una escena (arboles y piedras, profundidad, y superficie), mientras que otras veces un dibujo más general nos ayuda a comprender la macro-estructura de un paisaje. Dibujar puede también revelar el agua en movimiento, un momento específico en el tiempo —una representación de la cuarta dimensión. Las lineas de fuga nos permiten representar la estructural organizar el paisaje, y encuadrar una vista que define los límites del sitio. Todas estas son dimensiones críticas para apreciar y definir la estética de un paisaje. Como es ilustrado en otros dibujos, la tercera dimension de profundidad en relación con el observador es también crucial para comprender la escala del paisaje (parte del tema `profundidad y superficie de rocas´).  A veces, con un mínimo uso de lineas podemos comunicar la esencia y cualidades inherentes de un lugar. Estos temas son expresiones de las relaciones entre paisaje y observador. Por lo tanto, dibujar no es solo un modo de representación, sino más bien un método de percepción, interpretación, y reflexión.

Los croquis en exposición fueron seleccionado de una obra que incluye un gran número de trabajos. El artista recientemente publicó un artículo titulado Sketching the Landscape: Exploring a Sense of Place en el prestigioso Landscape Journal (EEUU) donde además de exponer las premisas de croquizar en el paisaje, presenta ideas sobre la integración de dibujo y educación. Aquellos interesados en recibir una copia de este articulo tengan a bien en contactar a la artista directamente.